El Cid Campeador, mito y realidad

La historia de España está salpicada de numerosos personajes míticos y épicos... pero si tenemos que resca
tar a uno, en plena Reconquista, este no es otro que Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como el Cid Campeador.De la vida y obra del Cid en España se conoce su parte más mítica, la más irreal, la que relata el "Cantar de Mio Cid", una obra compuesta por algún juglar o trovador del siglo XI y que se reconoce como la primera obra narrativa de la literatura española. El caso es que Rodrigo Díaz de Vivar fue un guerrero excepcional en su difícil época, con aspiraciones propias de gran envergadura y como buen vasallo no dudó en poner precio a sus míticas espadas, La Colada y La Tizona, y rendir con ellas servicios tanto a moros como cristianos.Uno de los estudios más completos sobre la vida y obra del Cid lo difundió el "Canal de Historia", de autoría norteamericana. Los historiadores americanos, de la prestigiosa Universidad de UCLA, han sido muy objetivos, imparciales y veraces en dicho documental a pesar de su fervor por el Cid Campeador, uno de los personajes extranjeros más admirados en el país yankee y sobre el que, incluso, se rodaron superproducciones de Hollywood rindiendo homenaje a nuestro histórico héroe legendario.


Agradecimiento a:ermakysevilla
 Audio: Español - Duración: 44 min





http://es.wikipedia.org/wiki/Cantar_de_mio_Cid
http://www.rinconcastellano.com/edadmedia/poemacid.html
http://www.hotelmiocid.com/hotel.aspx?lang=SP&idHotel=1317
http://eltragaladigital.blogspot.com/2013/03/el-camino-del-cid.html
http://www.ivoox.com/cid-campeador-mito-realidad-audios-mp3_rf_2033885_1.html

Compártelo: Facebook votar

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola! soy José V. Gracias por dejar tu comentario. Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí

Toda información provista por Audiolibrogratis.com esta bajo el dominio público.
Todas las imágenes, fotografías e información en este sitio estan bajo la GNU Free Documentation License.