Los hopis pertenecen al grupo de antiguos habitantes de la meseta central de los EE.UU., de unos 10 000 indivi duos, muchos de los cuales viven en Arizona en la reserva federal Pueblo Navajo. Existen fricciones entre los grupos hopi y navajo, que derivan de la invasión navaja de las tierras hopis en el pasado. 

Su cultura es similar a la de los zuñis, aunque hablan una lengua uto-azteca. Son uno de los pocos grupos aborígenes que mantienen su cultura hasta la actualidad; sus poblados son antiguos, algunos con una historia de 1000 años. 

Cuando Neil Amstrong pisó la Luna, anunció el cumplimiento de una de sus visiones. Herederos de 

sabios llegados en naves hace miles de años, dicen que ellos volverán a buscarlos algún día. Quizá, ese futuro esté más cerca de lo que pensamos. 

La cultura aborigen de América del Norte no es tan conocida como la de los Mayas, Incas o Aztecas, pero posee grandes revelaciones cósmicas. Todos los aspectos de la vida de estos pueblos se integraban en una concepción del mundo única, en armonía con la naturaleza y la familia. 


Así los Hopi, los Zuni, los Yuma, los Tarahumara, los Pima, los Apaches y los Navajos ocupaban una meseta desértica que, a pesar de no tener límites exactos, se determina por los actuales estados de Arizona y Nuevo Méjico (E.E.U.U.), y Sonora y parte de Chihualhua (Méjico). Aunque tenían lenguas y formas de vida muy diferentes, compartían una cosmovisión del mundo, una concepción religiosa y un ciclo mitológico similar. Por medio de los chamanes tribales, realizaban ceremonias para curar enfermedades y protegerse contra los malos espíritus. De entre todos estos grupos étnicos, los Hopis se destacaron por sus extraordinarias profecías. 

LOS KATCHINAS 

Según la tradición Hopi, los Katchinas (en idioma hopi, “sabios y respetados”) fueron los salvadores de su tribu. Estos personajes no eran considerados dioses, pero sí seres superiores y benefactores de su pueblo o comunidad. La tradición oral cuenta que, antiguamente, los Hopi estaban emplazados en un lugar remoto denominado Kasskara, que fue azotado por guerras y desastres naturales que casi llegaron a exterminar su raza. 


Fueron salvados del cataclismo por los Katchinas, que vinieron desde las estrellas y recorrían el espacio en escudos voladores o pájaros que tronaban. Poseían aspecto humano caucásico, eran capaces de cortar gigantes bloques de piedra y también de transportarlos, lo cual remite al Antiguo Egipto, donde también se supone que las pirámides fueron realizadas por extraterrestres. Los Katchinas legaron su cultura a los Hopi, les enseñaron a observar el comportamiento de las estrellas y a regirse por leyes. Sin embargo, su aporte fundamental fue ayudarlos a trasladarse a otras tierras. 

Aunque los Hopi aseguran que algunos de ellos, los elegidos, fueron llevados por los Katchinas en sus escudos voladores a otros mundos. 

UNA HISTORIA DE 7 MUNDOS 

Según la creencia de los indios Hopi, la Historia de la Humanidad, se divide en mundos o períodos, que están distanciados entre sí por tremendas catástrofes naturales. El Primer Mundo se destruyó debido al fuego. El Segundo Mundo, a causa del hielo y el Tercer Mundo, desapareció bajo el agua. Según su tradición, el Mundo de Hoy, es el Cuarto Mundo, que, de acuerdo a las Profecías ya llega a su final. Y no faltaría mucho para ello. 

La tradición oral asegura que el contacto de los Hopi con los Katchinas se inició desde el principio de los mundos. También, aseguran que regresarán. Cuando llegaron los conquistadores españoles los confundieron con ellos. Nuevamente, se confundieron con la inmigración europea. Ahora saben que el “Verdadero Hermano Blanco” todavía no ha regresado, pero lo siguen esperando, pues prometió volver para salvarlos del cataclismo que azotará en un futuro próximo al Cuarto Mundo, el nuestro. 

PIEDRAS PROFÉTICAS 

Los Hopi poseen lápidas de piedra con inscripciones proféticas. Esas lápidas anunciaron a los Hopi que primero llegarían gentes acompañadas de extraños animales tirando de cajas (carros) y que, más tarde, las cajas se moverían por sí solas (trenes y automóviles). Les dijeron también que se extendería un hilo plateado a través de la tierra (la ruta 66). Predijeron asimismo que verían telas de araña en el cielo a través de las cuales la gente podría hablar (líneas telefónicas), y que llegaría el momento en que el águila caminaría sobre la luna. 


Cuando el astronauta americano Neil Amstrong bajó de su nave espacial al suelo lunar y dijo: “El águila ha tomado tierra”, palabras que comunicaban el cumplimiento de la profecía Hopi. Predijeron también que llegaría la hora en que dos potencias sacudirían la Tierra por dos veces. El símbolo de una de ellas sería el Sol naciente (Japón), y el de la otra sería el signo de las cuatro direcciones (Alemania nazi y la cruz esvástica). Los Katchinas revelaron también a los Hopi que en el transcurso de ese gran conflicto, una potencia vertería una calabaza de cenizas desde el cielo, que haría hervir los ríos y mataría a los peces (la bomba atómica de Nagasaqui e Hiroshima). 

LA DEPURACIÓN DEL CUARTO MUNDO 

El Cuarto Mundo es el presente. Según los Hopi, la destrucción -que ellos llaman depuración- de este período histórico se producirá por una de estas dos causas: 

- La acción de los cuatro elementos que producirá inundaciones, terremotos, erupciones volcánicas y otras catástrofes naturales debidas a la furia desatada de los cuatro elementos (Fuego, Aire, Agua y tierra). 

- La conquista de la tierra por un pueblo de piel rojiza. La profecía advierte a los Hopi que, si esto sucedía, no debían salir de sus casas porque habría una sustancia en el aire que los mataría. 

LOS HOPI Y EL APOCALIPSIS 

Las creencias Hopi no difieren demasiado de los textos bíblicos o de la geología. El Diluvio Universal fue el que terminó con el Tercer Mundo y el período de glaciación, con el Segundo. 

Para ellos, al igual que para las grandes religiones monoteístas, antes de nada existió Dayowa, el Creador, quien organizó la creación del primer mundo, e hizo las plantas, los animales y los hombres. Con respecto al final de este Cuarto Mundo, su visión apocalíptica se asemeja a la bíblica de los siete jinetes, ya que anuncia la llegada de seres justos que pondrán fin al mal que reina en el mundo. 

En el Mensaje Hopi a las Naciones Unidas del 10 de diciembre de 1992 realizado por Sr. Thomas Banyacya de la Soberana Nación Hopi Kykotsmovi, Arizona se menciona, entre otras cosas, que: 

- “Es sabido que nuestro Verdadero Hermano Blanco, cuando llegue será todopoderoso y portará una capa o vestimenta roja. Él será grande en población y no pertenecerá a ninguna religión sino la suya propia. Él traerá con él las tablillas sagradas. Con él habrá dos grandes ambos muy sabios y poderosos.” 

- “Está también profetizado que si estos tres fallan en cumplir su misión, entonces el del Oeste vendrá una gran tormenta. Él será muchos, en número y despiadado. Cuando él venga, la tierra será cubierta como las hormigas rojas y se apoderarán de esta tierra en un solo día.” 

- “La tierra se tornará nueva como fue al principio. Las flores rebrotarán, las bestias retornarán a las tierras áridas y habrá abundancia de alimento para todos los que se salven compartirán todo … reconocerán al Gran Espíritu y hablarán una sola lengua.” 

ROCA DE LA PROFECÍA HOPI 


Cerca de Oraibi, en el estado de Arizona (EE.UU.), hay un petroglifo (dibujo sobre piedra) conocido como la Roca de la Profecía, mensaje de las profecías hopi. 

La figura humana a la izquierda es el Gran Espíritu. El arco a su izquierda representa sus instrucciones a los Hopi de bajar sus armas. La línea vertical a la derecha del Gran Espíritu es una escala de tiempo en miles de años. El punto en el cual el gran Espíritu toca la línea es el tiempo de su retorno. 

El “camino de la vida” establecido por el Gran Espíritu se divide en los caminos más bajos, estrechos de continua Vida en armonía con la naturaleza, y el camino ancho de arriba es el del hombre blanco con sus logros científicos. La barra entre los caminos, arriba de la cruz, representa la llegada de los hombres blancos; la Cruz es aquella de la Cristiandad. El círculo abajo de la cruz representa el continuo Camino de la Vida. 

Las cuatro pequeñas figures humanas en el camino de arriba representan, en un nivel, los tres mundos pasados y el presente; en otro nivel, las figuras indican que algunos de los Hopi viajarán en el camino del hombre blanco, habiendo sido seducidos por su encanto. 

Los dos círculos en el Camino de la Vida más abajo son las “grandes sacudidas de la tierra” (Primera y Segunda Guerra Mundial). La esvástica en el sol y la cruz celta representan los dos ayudantes de Pahana, el Verdadero Hermano Blanco. 

La línea corta que regresa al recto Camino de la Vida es la última oportunidad para las personas, a que regresen a la naturaleza antes de que se desintegre y se disipe el camino de arriba. El círculo pequeño arriba del camino de la Vida, después de la última oportunidad, está la Gran Purificación, después de la cual el maíz crecerá en abundancia de nuevo, cuando regrese el Gran Espíritu. Y el Camino de la Vida continúa por siempre…

Agradecimiento a : ermakysevilla
Audio: Español - Duración: 43 min



referencias
www.misteriosemanal.com
http://es.wikipedia.org/wiki/Hopi
http://www.gracias-sol.com/PROFECIA.html
http://www.revistapredicciones.cl/las-extraordinarias-profecias-de-los-indios-hopi/
http://www.ivoox.com/indios-hopi-sus-profecias-del-fin-audios-mp3_rf_1597595_1.html
http://preparacion2012.argentinaforo.net/t306-profecias-de-los-indios-hopi-los-9-signos
http://www.taringa.net/posts/info/12027393/Indios-Hopi_-Las-9-predicciones-del-fin-del-mundo.html
Compártelo: Facebook votar

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola! soy José V. Gracias por dejar tu comentario. Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí

Toda información provista por Audiolibrogratis.com esta bajo el dominio público.
Todas las imágenes, fotografías e información en este sitio estan bajo la GNU Free Documentation License.