Milagro para el Acúfeno o Tinnitus



El Acúfeno o Tinnitus es una sensación acústica en el oído aún cuando no hay ninguna fuente real sonora o física que lo produzca. Los acúfenos son pues una percepción involuntaria del sonido que se origina en el interior de la cabeza. Emerge desde el subconsciente del paciente y a continuación son procesados, generando una respuesta emocional negativa. .


Los acúfenos o tinnitus son un síntoma común a varias enfermedades, que consiste en la percepción de sonidos en los oídos (zumbidos) sin que exista una fuente sonora que los originen. Los acúfenos se asocian a disminución de la audición, pudiendo afectar a uno o a los dos oídos; o bien, referirse a la cabeza. En general, se perciben como un "silbido, estruendo o timbre".


El origen del tinnitus  puede ser un trastorno auditivo, pero la generación del acúfeno no está localizado en el oído, sino en la corteza cerebral.


Cualquiera que sea su manifestación clínica, los acúfenos es una enfermedad social, que impide la actividad normal de quien los padece, - provocando cambios de humor, ansiedad, dificultad para concentrase, insomnio -. Síntomas que se agravan si los acúfenos se acompañan de pérdida auditiva o del equilibrio.



¿Incidencia de los acúfenos?


Los acúfenos son un trastorno auditivo bastante común, en una gran parte de la población. Afecta aproximadamente al 17% de la población, en general, y al 33% en las personas de la tercera edad,


Dado que el acúfeno, como el dolor, es subjetivo, dos personas pueden tener acúfenos de iguales características, pero verse afectados de manera diferente. La severidad del acúfenos, y la forma en que afecta a la vida de una persona está muy influenciada por las reacciones individuales. Muchas personas que tienen acúfenos, refieren dificultades para dormir, para concentrarse o prestar atención a detalles cotidianos. Otras pueden presentar depresión, ansiedad o estrés, que se agrava por problemas familiares o laborales. Algunos pacientes sufren también de hiperacusia, una incapacidad para tolerar los sonidos de una intensidad normal.


Tipos de acúfenos


El acúfeno sólo es percibido por el paciente que lo sufre. Estos se pueden se pueden percibir en uno o ambos oídos e incluso dentro de la cabeza, y pueden tener diferente tonalidad en cada oído o por el contrario tener la misma frecuencia. En ocasiones la frecuencia o tono (grave o agudo) pueden cambiar con el tiempo, y abarcar una amplia gama de frecuencias. La percepción del acúfeno puede ser continua, intermitente o pulsátil, dependiendo de la causa que lo produzca. Los acúfenos intermitentes pueden estar relacionados con incrementos en la presión de los líquidos del oído interno, así como infecciones o trastornos circulatorios. Pero, en general, los acúfenos pueden agravarse por enfermedades asociadas.


El acúfeno puede semejarse a un zumbido, silbido, rugido u otro sonido como el producido al frotar dos latas de bebida; al afilar un cuchillo sobre una piedra de afilar, vapor de agua, etc. El acúfeno más frecuente es el parecido al sonido que producen las chicharras.


Existe un tipo de acúfeno denominado pulsátil que adquiere la forma de un sonido regular, similar al latido del corazón, y que en ocasiones va sincronizado con el pulso. Puede estar causado por una presión sanguínea (hipertensión) que resulta de un excesivo flujo sanguíneo; trastornos en la articulación temporomandibular, arteriosclerosis cerebral, aneurismas arteriovenosos, irregularidades en las paredes de los vasos sanguíneos, algunos tipos de acúfenos pulsátiles tienen tratamiento quirúrgico.


Origen de los Acúfenos o Tinnitus


Existe una gran variedad de trastornos o enfermedades que eventualmente pueden desencadenar acúfenos. Así pues, hay acúfenos debido a tapones de cerumen en los oídos, infecciones en los oídos, traumatismos acústicos. Una causa muy común, es debida, a la exposición a sonidos muy intensos en el trabajo (músicos, carpinteros, pilotos de avión, uso de sierras eléctricas o deportes recreativos como pueden ser: caza, deportes con arma de fuego. A veces, trastornos o patología no asociada con el oído pueden causar acúfenos: traumatismo craneal, trastornos cervicales o disfunción de la articulación temporomaxilar (mandíbula). También los acúfenos pueden ser causados por enfermedades cardiovasculares, alergias, alteraciones tiroideas, trastornos de oído medio. Es importante señalar que más de 200 fármacos tienen como efecto secundario la aparición de acúfenos.


En general, los acúfenos suelen aparecer alrededor de los 45 años, pero esta incidencia se eleva de forma progresiva al alcanzar los 50 ó 60 años. Entre los 41 y los 50 años, el porcentaje es del 17%, pero en ocasiones puede aparecer en cualquier época de la vida.







referencias
http://www.centrodelaudifono.es/perdida.html
http://www.widexcolombia.com/index.php?page=tinnitus
http://www.ivoox.com/zumbido-enloquecedor-audios-mp3_rf_922043_1.html
http://comocurarlosacufenos.blogspot.com/2011/04/remedios-caseros-sobre-como-curar-los.html
Compártelo: Facebook votar

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola! soy José V. Gracias por dejar tu comentario. Si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí

Toda información provista por Audiolibrogratis.com esta bajo el dominio público.
Todas las imágenes, fotografías e información en este sitio estan bajo la GNU Free Documentation License.